Shinju

Este clásico arnés de pecho, conocido y practicado por los aparejadores de todo el mundo, es simple, seguro y, cuando se aplica correctamente, puede utilizarse para la suspensión.